Tartas

Tarta mágica tropical

Tarta mágica tropical

Continuamos con nuestro especial de tartas mágicas y esta vez con la Tarta mágica tropical, después del éxito obtenido con la primera tarta mágica de manzana caramelizada traemos la segunda entrega que os gustará tanto o más que la anterior…Para los lectores que llegáis nuevos os explico brevemente en qué consiste esta forma de hornear…Una tarta mágica es una preparación en apariencia simple, pues lleva apenas azúcar, harina, mantequilla y leche, pero que al hornearse a baja temperatura es posible crear el siguiente efecto prodigioso: una capa de flan o pudding, una capa de crema y otra de bizcocho súper, súper esponjoso.

Las cinco reglas de oro para hornear una tarta mágica

  1. En primer lugar elegir bien el tamaño del molde, ha de ser siempre el que indica la receta para que las capas se distingan perfectamente.
  2. Las claras a punto de nieve se incorporan SIEMPRE a mano, con una espátula de silicona.
  3. El tiempo de cocción es muy importante junto con la temperatura, no más de 150º durante 50-60 minutos.
  4. Hay que tener paciencia, una vez salga del horno nuestra tarta mágica tiene que solidificar, para ello es necesario que repose durante al menos dos horas en el frigorífico (en todas mis experiencias las he dejado una tarde entera y el desmoldado fue perfecto).
  5. La tarta está muchísimo más buena un día después de hornearse.

Y ahora sí, vamos con la segunda receta mágica, preparados, listos, a hornear…

Tarta mágica tropical

  • Raciones: 12-14
  • Hora: 60mins
  • Dificultad: fácil
  • Imprimir

Ingredientes para la Tarta mágica tropical (receta adaptada de White on rice couple)

113. gr. de mantequilla sin sal

245 ml. de leche de coco

235 ml. de leche entera

4 huevos

4 gotas de vinagre

150 gr. de azúcar

15 ml. de agua

5 ml. de extracto de coco

Una piña bien madura o en su defecto una lata pequeña de piña en almíbar

Un mango pequeño maduro

Elaboración de la Tarta mágica tropical

Tarta mágica tropical

Precalentamos nuestro horno a 150º.

Engrasamos un molde de 24 cm, colocamos también un papel vegetal, si no tenéis de esta medida podría valer uno de 22 cm, no menos.

Separamos las yemas de las claras. En el bol de la batidora batimos las yemas con el azúcar hasta que tenga una apariencia blanquecina y espumosa, unos 5 minutos.

Derretimos la mantequilla y la incorporamos al preparado anterior, agregamos también la cucharada de agua, batimos un par de minutos más. Incorporamos la harina a velocidad baja, batimos hasta que esté integrada.

Mezclamos la leche entera junto con la esencia de coco, la vertemos en la masa, agregamos también la leche de coco hasta obtener una masa homogénea y muy líquida.

Batimos las claras junto con las gotas de vinagre hasta que estén a punto de nieve, las incorporamos al preparado anterior muy suavemente.

Troceamos las rodajas de piña y el mango, todo en pedacitos pequeños, cubrimos el fondo del molde. Vertemos la mezcla en nuestro molde y lo llevamos al horno durante 45-60 minutos, la tarta tropical ha de quedar con una costrita bien dorada por encima, si véis que se quema demasiado es mejor colocar un papel de aluminio por encima.

Pasado este tiempo, sacamos el bizcocho del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla durante una hora, después la llevaremos al frigorífico y dejaremos que solidifique durante, al menos, dos horas.

Pasado el tiempo mínimo para que solidifique, desmoldaremos nuestra ya prometedora tarta con mucho cuidado,  despegándola bien del molde con ayuda de una espátula.

La podéis decorar con piña fresca, coco rallado, piña o mango deshidratado, nata montada y caramelo, a gusto del consumidor…

Anímate y prepara esta tarta mágica tropical, espero tus comentarios, feliz día.