Tartas

Tarta de té Earl Grey con frambuesas

Tarta de te y frambuesas

Durante mi último viaje a Londres observé bastante repostería inglesa con un ingrediente que me llamó poderosamente la atención, té Earl Grey. Reconozco que nunca había probado un postre con este ingrediente, y la verdad es que ahora me apasiona el sabor que le da a las tartas y a los cupcakes, no sé cómo definirlo, ligeramente cítrico, definitivamente me encanta y ya es fundamental en mi repostería. Buscando recetas con Earl Grey me topé con la de esta tarta de té Earl Grey, y me ha conquistado, el bizcocho tiene una jugosidad que lo hace delicioso, y la compota de frambuesas le da el toque de dulzor justo.

Un poco de historia sobre el té Earl Grey. Este tipo de infusión deriva de la mezcla de té negro y bergamota. Tiene un sabor cítrico muy refrescante y puede tomarse incluso frío. Las mezclas más habituales se obtienen con variedades de té negro procedente de la India y Sri Lanka. Hay muchas leyendas sobre su origen, al parecer esta mezcla de té recibe su nombre de Charles Grey, Primer Ministro Británico de 1830 a 1832, el té aromatizado con bergamota podría ser una gratificación diplomática.

Tarta de té Earl Grey y Fambruesas

  • Raciones: 4-6
  • Hora: 2hr 30mins
  • Dificultad: media
  • Imprimir

Ingredientes (para tres bizcochos de 15 cm de diámetro) Receta traducida de “The Cake Blog”

240 ml. de leche

22,5 ml. de té Earl Grey

180 gr. de harina

15 gr. de levadura química tipo Royal

2,5 gr. de sal

280 gr. de azúcar

4 gr. de té Earl Grey finamente triturados

Una cucharada y media de extracto de vainilla

180 gr. de mantequilla

2 huevos y una yema de huevo

Para hacer el sirope

115 gr. de azúcar

115 m. de agua

Una cucharada de té

Para la cobertura y relleno

Un bote de compota de frambuesas preferiblemente casero

Para el frosting:

3 claras de huevo

225 gr. de azúcar

340 gr. de mantequilla

45 ml. de Earl Grey Syrup, u otro sabor

Elaboración de la Tarta de té Earl Grey 

Tarta de Earl Grey y frambuesas

Precalentamos el horno a 170 grados. Engrasamos tres moldes para bizcochos de 15 cm. de diámetro.

Colocamos la leche en una cacerola pequeña a fuego medio. Llevamos suavemente a ebullición y agregamos el té, una cucharada y media aproximadamente. Reducimos el fuego y cocinamos a fuego lento durante unos 10 minutos. Retiramos del fuego y colamos la leche, reservamos.

Mientras tanto, batimos suavemente los huevos y la yema juntos, reservamos a un lado.

Tamizamos la harina, la levadura química o royal, la sal, el azúcar y el té earl grey en el bol del robot de cocina provisto de la pala mezcladora. Mezclamos a velocidad baja hasta que se integren bien. Añadimos la mantequilla, la vainilla y la leche infusionada con el té con la batidora a velocidad baja. Subimos la velocidad a media-alta y mezclamos durante aproximadamente un minuto.

En dos adiciones, agregamos la mezcla de huevo, mezclamos durante 20 segundos antes de añadir el segundo huevo.
Distribuimos de manera uniforme la masa entre los tres moldes. Horneamos durante unos 25 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro de los pasteles éste salga limpio. Dejamos enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos antes de desmoldar los bizcochos.

Mientras tanto hacemos el sirope, llevamos el azúcar junto con el agua a hervir a fuego medio-alto, bajamos el fuego, añadimos el té y reducimos el sirope durante unos 10 minutos. Colamos y dejamos enfriar para poder “calar” los bizcochos.

Para hacer la cobertura, colocamos las claras de huevo y el azúcar en el bol de la batidora o robot, batimos sólo un poco, lo justo para mezclar.

Calentamos agua en un cazo pequeño y colocamos el bol donde están las claras, la idea es hacer un baño maría. Tenemos que batir constantemente, con la ayuda de un termómetro para azúcar vamos midiendo la temperatura, la mezcla tiene que alcanzar los 155º.

Retiramos del fuego y batimos a velocidad alta hasta que la mezcla se temple, durante unos 10 minutos, y tengamos un merengue firme y brillante.

Con la batidora a velocidad media baja, agregamos la mantequilla y la vainilla, hasta que tengamos una mezcla suave, si lo deseamos añadimos finalmente el sirope y volvemos a mezclar unos segundos más.

Para hacer el montaje de la Tarta de té Earl Grey

Tarta de te earl grey Calamos generosamente con el sirope y la ayuda de un pincel de cocina los tres bizcochos. Rellenamos una primera capa con mermelada de frambuesa, colocamos la segunda capa de bizcocho, volvemos a extender varias cucharadas de mermelada y acabamos con el último bizcocho. Con el frosting, hacemos una primera capa “sujeta migas”, llevamos la tarta al frigorífico durante media hora y volvemos a colocar una capa gruesa de frosting, decoramos con la ayuda de la manga pastelera de la forma que queramos.

¿Has hecho alguna vez tarta con té? ¿Tienes alguna duda sobre la receta? ¡Pregúntame!