Tartas

Tarta de merengue, lemon power

Tarta de merengue, lemon power

Tarta de merengue, los que conocéis mi pasión por las tartas sabéis que ando siempre buscando nuevas recetas sorprendentes, y ésta me ha dejado completamente enamorada, me apasiona el sabor dulce y el toque de los merengues. Muchos me preguntáis por las piezas que uso en las sesiones de fotos, un día tengo que escribir un post sobre ello, me parece que la presentación de mis trabajos es tan importante como las tartas en sí, así que me alegra recibir comentarios tan positivos, mil gracias de todo corazón…

Tarta de merengue, lemon power

  • Raciones: 12-16
  • Hora: 120 mins
  • Dificultad: media
  • Imprimir

Ingredientes para la Tarta de merengue, lemon power (receta del blog de repostería Sweetapolita)

Para los discos de merengue

90 gr. de claras de huevos

150 gr. de azúcar

Unas gotas de colorante amarillo

Manga pastelera y papel vegetal para horno

Lemon curd (receta aquí)

Para el buttercream de merengue suizo

210 gr. de claras de huevo

300 gr. de azúcar

454 gr. de mantequilla sin sal

Una pizca de sal

5 ml. de extracto puro de vainilla

Para la tarta

170 gr. de mantequilla sin sal

400 gr. de azúcar

6 huevos

270 gr. de harina de todo uso

4 gr. de bicarbonato de sodio

4 gr. de sal

30 ml. de zumo de limón

10 ml. de extracto de vainilla

2,75 ml. de extracto de limón

30 ml. de ralladura de limón

180 ml. de yogurt

Elaboración de Tarta de Merengue, lemon power

Tarta de merengue

Precalentamos el horno a 95º y hacemos los merengues, colocamos dos hojas de papel de hornear, en un cazo al baño maria, agregamos las claras con el azúcar, dejamos que alcance la temperatura de 140ºF, pasamos las claras al bol del robot de cocina y batimos hasta que tenga una consistencia brillante. Con la ayuda de la manga pastelera previamente teñida con colorante amarillo hacemos remolinos con una separación de 2 cm. de separación, dejamos cocer durante una hora aproximadamente, con cuidado de que no se quemen. Retiramos del horno y dejamos secar por completo.

Elaboración del Buttercream de Merengue Suizo

En un cazo apto para baño maría, colocamos las claras y el azúcar con mucho cuidado de que no caiga agua en ellas, siempre a fuego medio y sin parar de mover pues las claras cuajarían. Con ayuda de un termómetro para azúcar vamos controlando la temperatura, cuando llegue a los 160º F, colocamos las claras  en un bol con la pizca de sal y batimos a velocidad media con el robot de cocina hasta que tengan una consistencia firme y brillante. Las dejamos enfriar aparte hasta que templen y podamos añadir la mantequilla sin que ésta se derrita. Agregamos la mantequilla en pequeños pedazos y batimos a velocidad media junto con la esencia de vainilla y el colorante amarillo, hasta que obtengamos una mezcla homogénea y firme.

Elaboración de los bizcochos

Precalentamos el horno a 180º, preparamos tres moldes de layer cake de 22 cm. con papel de hornear y los engrasamos. En el bol de la batidora prevista de la pala mezcladora, batimos la mantequilla y 200 gr. de azúcar a velocidad media hasta que esté pálida y esponjosa, aproximadamente 5 minutos. Aparte, tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal, reservamos.
Bajamos la velocidad de la batidora a media-baja y añadimos las yemas de huevo, una de cada vez, raspando los lados del tazón de vez en cuando. Agregamos el zumo de limón, la vainilla, el extracto de limón y la ralladura, batimos medio minuto aproximadaemnte. Con el robot a velocidad baja, agregamos los ingredientes secos. También el yogur, batimos unos minutos más.
En otro bol que no tenga grasa (el truco es pasar zumo de limón por todo el bol y la pala) batimos las claras de huevo y 250 gr. de azúcar hasta que que la mezcla sea homogénea y firme. Envolvemos el merengue en la masa hasta que estén combinados, y dividimos la masa en tres partes iguales entre los tres moldes.
Llevamos nuestros moldes al horno durante 20 minutos hasta que al insertar un palillo salga completamente limpio, si vemos que no están cocidos los repasamos cada dos minutos, con cuidado de que no se quemen. Pasado este tiempo, sacamos los moldes del horno, los dejamos enfriar unos 10 minutos y los pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar por completo.

Montaje de la tarta de merengue

Con la ayuda de una lira, igualamos todos los bizcochos y retiramos las zonas más oscuras y quemadas. Sobre una base giratoria para tartas y con la ayuda de una pequeña base de cartón, colocamos un poquito de crema y pegamos el primer bizcocho, rellenamos con buttercream, y dejamos un pequeño hueco en el centro para llenar con lemon curd. Trituramos los merengues que hayan quedado más feos y los esparcimos por cada capa de tarta. Cubrimos con una capa de crema “sujetamigas” y la llevamos al frigorífico durante media hora. Pasado este tiempo, volvemos a colocar la tarta en la base giratoria y la cubrimos con una gruesa capa de crema, con una espátula ligeramente mojada en agua caliente, pasamos de una vez y de forma firme por todo el perímetro de la tarta, retirando el exceso de crema. Con la ayuda de una manga pastelera hacemos pequeños remolinos y rellenamos el centro con lemon curd, depués colocamos unos seis merengues (los más bonitos) y a disfrutar.