Otras masas

Donuts de Halloween terroríficos

Donuts de Halloween terrorificos

Donuts de Halloween terroríficos, siguiendo con el especial de Halloween, la segunda receta que os presentamos son estos dulces y terroríficos donuts que harán las delicias de los más pequeños de la casa. Son muy fáciles de hacer, al horno, resultan súper ligeros y tienen un sabor maravilloso. No sé si os he comentado alguna vez lo muchísimo que me gustan los donuts, éstos en concreto, no me causan tanto remordimiento de conciencia…Nos espera un largo puente y creo que es un buen momento para cocinar en familia, así que no hay excusas este fin de semana…

Vamos a animar al resto de miembros de la casa a cocinar en familia…

Donuts de Halloween terroríficos

  • Raciones: 12-16
  • Hora: 60 mins
  • Dificultad: fácil
  • Imprimir

Ingredientes para elaborar los Donuts de Halloween terroríficos

300 gr. de harina especial de repostería
85 gr. de azúcar de caña integral
Media cucharadita de sal
Dos huevos batidos
50 gr. de mantequilla
125 ml. de leche entera

1 yogurt natural

1 cucharadita de aroma de caramelo

Para el glaseado

60 gr. de mantequilla
115 gr. de azúcar de caña integral
160 ml. de leche
440 gr. de azúcar glacé tamizado
Colorante verde
Golosinas para decorar

Elaboración de los Donuts de Halloween terroríficos

Donuts de Halloween terroríficos

Precalentamos el horno a 180 grados. Tamizamos la harina, en un bol grande la mezclamos con el resto de los ingredientes, lo integramos todo muy bien. Con ayuda de la manga pastelera llenamos los huecos del molde para rosquillas y lo llevamos al horno unos 15 minutos. Habrá que hacer dos tandas de rosquillas. A medida que vayan saliendo del horno las desmoldaremos y las dejamos enfriar en una rejilla.

Para elaborar el glaseado

Para elaborar el glaseado, colocamos la mantequilla con el azúcar en un cazo a fuego suave, cuando la mezcla esté disuelta, retiramos del fuego y añadimos la leche, volvemos a colocar en el fuego y mezclamos muy bien, finalmente añadimos el azúcar glacé y removemos otra vez hasta integrarlo, por último agregamos el colorante. Bañamos una a una las rosquillas y las colocamos nuevamente sobre la rejilla, podemos bañarlas más de una vez en función a la cobertura de glaseado que queramos. Yo coloqué sobre mis rosquillas unas gominolas en forma de dedos y de huesitos.

Donuts de Halloween