Cupcakes

Cupcakes de Red Velvet, viva el amor

Cupcakes Red Velvet

Estamos en la semana más romántica del año, y por este motivo hoy os traigo unos cupcakes de Red Velvet que son puro amor, no confundir con los cupcakes black velvet…La clave para que el bizcocho quede con ese color rojo tan bonito es usar un colorante en gel, de buena calidad, que no pierda color al hornearse, los colorantes líquidos que venden en los supermercados no sirven para esta receta, obtendréis un color castaño, pero nunca rojo. Y ahora sí, vamos a ponernos el delantal y a cocinar estos romáticos y deliciosos cupcakes de Red Velvet, y si es en pareja pues mucho mejor…

Cupcakes de Red Velvet

  • Raciones: 12-16
  • Hora: 60 mins
  • Dificultad: fácil
  • Imprimir

(Receta traducida del blog de cocina de Martha Stewart)

240 gr. de harina de repostería

Dos cucharadas de cacaco puro

Una cucharadita de sal

340 gr. de azúcar

350 ml. de aceite vegetal

2 huevos grandes

Una cucharadita de colorante en gel rojo

Una cucharadita de extracto de vainilla

237 ml. de Buttermilk

Una cucharadita de bicarbonato de sodio

Una cucharadita de vinagre blanco

Frosting

500 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

168 gr. de queso crema

240 gr. de Icing Sugar

Una cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración de los Cupcakes de Red Velvet

redvelvetcupcakes-celebrar-san-valentin

En primer lugar precalentamos el horno a 170º y preparamos una bandeja para hornear cupcakes con las cápsulas que hayamos elegido. Tamizamos la harina, el cacao y la sal, reservamos. En el bol de la batidora mezclamos bien el azúcar y el aceite, agregamos los huevos, uno de cada vez, no añadiendo el siguiente hasta que estén completamente integrados. Añadimos el colorante en gel y el extracto de vainilla.

Ahora es el turno de los ingredientes secos, reducimos la velocidad a baja y añadimos la mezcla de harina en tres veces, alternando con el buttermilk y acabando siempre con los ingredientes secos.

Mezclamos el bicarbonato de sodio y el vinagre en un bol pequeño y lo agregamos a la mezcla anterior. Repartimos la masa en las cápsulas de cupcakes hasta algo menos de la mitad, horneamos unos 25 minutos. Pasado este tiempo, sacamos nuestra bandeja de cupcakes y los dejamos reposar 5 minutos, después los pasaremos a una rejilla enfriadora y los dejaremos enfriar por completo antes de decorar.

Mientras tanto preparamos nuestro frosting de queso. En el bol de la batidora batimos la mantequilla durante 5 miunutos hasta que esté blanca y esponjosa. Agregamos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo otros 5 minutos más a velocidad media alta, agregamos la cucharadita de extracto de vainilla. Finalmente incorporamos el queso crema y batimos sólo hasta que esté incorporado.

Una vez que los cupcakes estén fríos, con la ayuda de una manga pastelera los decoraremos al gusto.

Red Velvet Cupcakes

Y vosotros, ¿celebráis San Valentín? ¿Hacéis algo especial para celebrarlo?