Cupcakes

Cupcakes clásicos de Vainilla

Cupcakes de Vainilla clásicos

Me encanta hornear y decorar cupcakes, y más si son estos Cupcakes clásicos de Vainilla, fue mi primera “incursión” en la repostería creativa y ahora me apasiona encontrar recetas nuevas y experimentar. Esta receta no es ninguna novedad, son unos cupcakes de vainilla, pero son tan esponjosos, y tan, tan ricos…La novedad con respecto a otros cupcakes es la propia vainilla, en este caso la pasta de Nielsen Massey, les da un sabor intenso, os la recomiendo.
En cuanto a la decoración, estoy poniendo en práctica todo lo aprendido en mis cursos profesionales de decoración artística, que merecen post aparte, y creo que el resultado es bonito, hice esas mini rosas tiñendo el buttercream con colorante rosa y un poquito con verde para las hojas, con algo de pulso y una manga pastelera conseguí estas florecitas tan delicadas.

Cupcakes clásicos de Vainilla

  • Raciones: 12
  • Hora: 60 mins
  • Dificultad: fácil
  • Imprimir

Ingredientes para los Cupcakes clásicos de Vainilla (receta de Martha Stewart)
330 gr. de harina de todo uso
7, 5 gr. de polvo de hornear
3 gr. de sal
180 gr. de mantequilla
340 gr. de azúcar
4 huevos grandes
10 ml de extracto de vainilla
310 ml. de leche
Ingredientes para el butercream
300 gr. de mantequilla sin sal
674 gr. de azúcar en polvo
Dos cucharaditas de esencia de vainilla
Dos cucharas de leche entera

Elaboración de los Cupcakes clásicos de Vainilla

Cupcakes clásicos de vainilla

Precalentamos el horno a 170º. Preparamos una bandeja de cupcakes con las formas para hornear, reservamos. En un bol mediano mezclamos la harina, el polvo de hornear y la sal.

En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjosa, agregamos los huevos, uno de cada vez, mezclando hasta que se incoporen, raspamos bien las parades del bol y añadimos el extracto de vainilla.

A continuación agregamos la harina y la leche de forma intercalada, comenzamos con la harina y acabamos con ella. Rellenamos las formas de papel de los cupcakes con una cuchara para helados, unos ¾ de su capacidad. Horneamos 20 minutos y una vez pasado este tiempo los sacamos y los dejamos enfriar cinco minutos, después los pasamos a la rejilla enfriadora.

Mientras tanto preparamos el buttercream. Batimos la mantequilla hasta que tenga una consistencia esponjosa, unos 5 minutos, tamizamos el azúcar y lo agregamos poco a poco hasta que se integre perfectamente con la mantequilla. Incorporamos la leche con el extracto de vainilla, volvemos a batir otro minuto más. Colocamos el buttercream en la manga pastelera y decoramos nuestros cupcakes completamente fríos.