Bizcochos

Bundt Cake de Naranja

Nordic Ware

Bundt Cake de Naranja, hace algún tiempo hice un bundt cake de limón con la receta de la famosísima Alma Obregón, que a su vez era una versión adaptada de otra de Martha Stewart, el resultado fue fantástico. Como me encanta el sabor a naranja en los dulces, decidí hacer una variación del bundt de limón, y aquí os traigo mi versión, Orange Bundt Cake, el resultado me ha encantado…

Bundt Cake de Naranja

Ingredientes para hacer el Bundt Cake de Naranja (receta adaptada del blog de Alma Obregón)

Para el Bundt Cake

250 ml de aceite de oliva suave (tb se puede usar de girasol)

500 gr de azúcar blanco

6 huevos

500 gr de harina

1 cucharadita de bicarbonato sódico

El zumo de limón y medio (no es para dar sabor, es para mezclar con la nata)

La ralladura de una naranja

Una cajita de nata líquida (unos 200 ml)

Esencia de naranja

Elaboración del Bundt Cake de Naranja

Bundt cake de naranja

En primer lugar precalentamos el horno a 180º. En muchas recetas de repostería encontraréis “sour cream” y pensaréis, como me pasaba a mí, que dónde encontráis esto. Pues bien, es muy fácil, es una especie de nata agria, de nata cortada, el efecto es una esponjosidad increíble en nuestros bizcochos. Aunque la venden en algunos supermercados, en casa la podemos hacer fácilmente. Mezclamos en un recipiente la nata con el zumo del limón y al cabo de unos minutos tendremos lista nuestra “sour cream” casera.

Continuamos. Hay que engrasar muy bien el molde que vayamos a usar, puede ser con mantequilla y harina, como hemos hecho toda la vida, o con un spray de desmoldado fácil que venden en tiendas especializadas (muy recomendable). Batiremos el aceite con el azúcar, incorporaremos los huevos poco a poco y seguiremos batiendo hasta que la mezcla sea homogénea y esté todo perfectamente integrado, después agregamos la mitad de la harina, previamente tamizada con la cucharada de bicarbonato. A esta mezcla añadimos la mitad de la “sour cream”, a continuación el resto de la harina y por último lo que queda de la nata, finalmente añadimos la ralladura de naranja y media cucharadita de esencia. Esta esencia la compré para hacer galletas y el sabor me gusta mucho, en función de la intensidad de la vuestra podéis añadir más o menos.

Antes de verter la masa en el molde, siempre coloco un paño sobre la encimera, y una vez tengamos el molde lleno damos un par de golpecitos secos sobre la misma para que la mezcla entre por todos los huecos de nuestro molde, el paño impide que lo estropeemos. A continuación hornearemos nuestra mezcla unos 60 minutos (en mi horno lo hice así), es recomendable que a partir de los 45 minutos vayamos comprobando si el bizcocho está cocido, yo uso un “cake tester”, que viene a ser un palito de metal largo, lo compré en una tienda de decoración low cost y es fantástico.

Una vez que el bizcocho esté bien horneado, lo sacaremos y esperaremos unos 15 minutos, no menos, antes de desmoldarlo. Tened cuidado porque los moldes de metal, si es que lo usáis así, ganan muchísima temperatura en el horno, usad siempre un paño o algo que proteja vuestras manos, os lo digo por propia experiencia. Lo colocamos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar al menos una hora antes de decorarlo.

Yo no hice ninguna cobertura porque el resultado me pareció excelente, simplemente añadí azúcar glass para decorar.

Feliz día cherryseguidores, paz y amor…